Prueba: Chevrolet Aveo

Fuente: AutoAnuario

El Aveo llega desde México, precedido de una excelente reputación merecidamente ganada en varios países de la región como Chile, Venezuela y Colombia, mercados en los que se ha colocado como el modelo más vendido de la marca. En nuestro país, con apenas un par de semanas transcurridas desde su lanzamiento, los niveles de preventas efectuadas a través de la red de Concesionarios, superan ampliamente las expectativas iniciales.

El primer contacto visual, es agradable. Si bien es un sedán mediano de 4,31 mts de largo, 1,70 de ancho y 1,505 de alto, aparenta ser un poco más grande de lo que es en realidad. El sector frontal se asemeja al de los demás modelos nuevos de Chevrolet, y su perfil es interesante. La cintura en forma de cuña es relativamente alta, de tal modo que las ventanas de las puertas mantienen un buen tamaño. La curvatura del techo es abierta, finalizando en la parte trasera muy cerca de la cola, dando lugar apenas para la tapa del baúl. Por lo tanto, el sector trasero es alto, conteniendo los grandes faros semi trapezoidales que se prolongan levemente hacia los laterales.

Se mantiene en todo su exterior un cierto espíritu de la línea Corsa, pero con resoluciones más modernas de diseño que definen la personalidad de este nuevo modelo. Las llantas le aportan la cuota justa de deportividad.

El acceso es muy cómodo para cualquiera de las ubicaciones, gracias a la buena apertura de las puertas y a la altura de los asientos y del auto en su conjunto, a pesar de que el rodado es de 15”. Una vez en el interior, se aprecia un ambiente espacioso y agradable tanto en plazas delanteras como traseras, aunque en estas últimas, si se trata de personas de gran estatura, puede rozar levemente la cabeza con el techo, debido a la curvatura descendente.

Los materiales utilizados son agradables a la vista y al tacto, con buena terminación y ajustes correctos, destacándose algunas aplicaciones en aluminio que le aportan un toque de fineza.

La posición del conductor es muy buena y fácil de ajustar, de acuerdo a las características de quien asume esa función, a través de todas las regulaciones posibles del asiento, que además son todos ellos, cómodos y confortables. El panel de instrumentos es muy simple e intuitivo. Al tomar el volante, el conductor no se siente apabullado por infinidad de comandos y alertas, a pesar de lo cual este modelo cuenta con todo lo necesario para disfrutar de una conducción segura y confortable. En la parte central, se encuentra el equipo de audio, dotado de comandos muy prácticos y funcionales para su control. Por debajo, están los del sistema de aire y ventilación, y con sistema eyectable a través de una pulsación, se encuentra un original posavasos doble. Hay además, varios huecos guardaobjetos en la consola central, uno de ellos cerrado.

La visibilidad es muy buena en todas las direcciones. Si bien la cola es alta y puede dificultar la visión a través del espejo interior, se compensa perfectamente con el gran tamaño de los exteriores, que abarcan un campo visual muy amplio.

Para la puesta en marcha, se requiere mantener el pedal de embrague presionado. El mecanismo de cambios de marchas, es del tipo firme, que requiere ejercer una pequeña fuerza para efectuar dicho cambio.

La propulsión del Aveo, la genera un motor de 4 cilindros con 1.600 cc de cilindrada y 103 HP de potencia. Es llamativo el importante torque de 140 Nm, disponible a muy bajas revoluciones. Gracias a ello, el comportamiento del auto en el tránsito urbano es ejemplar. Tanto en la partida con el vehículo detenido como cuando está circulando a baja velocidad, responde rápidamente con la sola presión del acelerador, sin tener que recurrir al cambio de marcha.

La suspensión es firme, y absorbe muy bien las irregularidades de las calles. A pesar de ello, una vez que comenzamos a rodar en carretera, se comporta con mucha suavidad, con movimientos semejantes al de los clásicos Impala cuando pasaban sobre las ondulaciones de la ruta. Se siente como si fuera un auto grande y de buen peso, y es muy agradable transitar por carreteras sinuosas, pues se comporta muy firme a la hora de encarar las curvas.

En velocidades altas, a las que llega con relativa facilidad, se escucha el sonido del aire, esencialmente cuando hay viento fuerte de frente.

La versión más equipada del Aveo, que fue la que pudimos probar, cuenta con dos airbags, aire acondicionado, dirección hidráulica, ABS, levantavidrios, etc. El sistema de circulación y dirección del aire en el interior, es muy eficiente. Por otra parte, nos parece que si bien cuenta con bloqueo central, podría haberse incorporado el bloqueo automático de puertas cuando el vehículo comienza a circular, un detalle faltante que terminaría de completar su buen equipamiento.

Tiene apertura interior de la tapa del tanque de combustible y del baúl, que también puede abrirse desde el comando que trae incorporado la llave de encendido, mecanismo que resulta sumamente prácitco. Dicho maletero, tiene una buena capacidad que se ubica en el orden de los 350 lts.

AutoAnuario: http://www.autoanuario.com.uy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: