Sos adicto al tuning si…

  • Tu auto es invitado a participar en la nueva temporada de Piñón Fijo.
  • Llevás una olla en el asiento trasero para medir el diámetro del escape que querés comprar.
  • Instalás un alerón gigantesco en la cola, spoilers, deflectores, luces de neón, un estéreo con 15 parlantes y pantalla con DVD, pero eliminás el asiento trasero “para ahorrar peso”.
  • La gente de PPG enloqueció tratando de formular el color de pintura que encargaste.
  • Cortás los espirales de la suspensión para rebajar el chasis, porque pensás que las chispas se ven copadas cuando doblás las esquinas.
  • Tu alerón trasero es más alto que vos.
  • En una picada perdés el escape y descubrís que ganaste velocidad por la diferencia de peso.
  • Gastaste cinco mil dólares en tu motor y aún así te humilla el panadero de la esquina con su Torino.
  • Creés que ponerle óxido nitroso a un Fiesta te va a ubicar a la misma altura de un Chevrolet Corvette.
  • Pensás que el Gacel 1.8 es un auto deportivo.
  • Pasaste toda una noche buscando en Internet una empresa que fabrique turbocompresores para tu Duna.
  • Tenés más salidas de escape que cilindros.
  • El color de tu tapizado produce daños a la córnea de las personas.
  • Tenés calcos de fabricantes de piezas que no sabés a qué se dedican.
  • Tenés más neones que una whiskería.
  • Asegurás que ganaste cinco caballos puliendo la toma de aire.
  • Estás pensando en robarle el Renault 4 a tu abuela para instalarle un kit.
  • Manejás un auto de más de 20 mil pesos y te gastaste otros diez mil en tuning, pero todavía vivís con tus padres.
  • Tu auto suena como si fuera a 250 km/h cuando apenas va a 40.
  • Tu alerón trasero es tan grande que a partir de los 80 km/h la trompa del auto amenaza con levantar vuelo.
  • Pasás los semáforos en rojo porque parecen invisibles a través de tus vidrios polarizados de rojo.
  • Todo el tiempo y en todo lugar provocás a otros automovilistas para correr una picada, por más que sabés que vas a perder.
  • Tu hermanita de cinco años es la única persona que elogia la pintura de tu auto.
  • Comprás e instalás las llantas tuning de a una y por trimestre.
  • Ponés un alerón trasero en el techo porque estás convencido de que las furgonetas también necesitan apoyo aerodinámico.
  • Pintaste tu auto de negro mate y le decís a tus amigos: “¡Miren, parece fibra de carbono!”
  • Tu padre está preocupado porque andás en un auto con menos cilindrada que su cortadora de pasto, pero que hace más ruido que su cortadora de pasto.
  • A los 27 años, las únicas chicas que quieren salir a dar una vuelta en tu auto son tus ex compañeras del colegio, porque saben que, en el fondo, “sos un buen pibe”.
  • Descubrís que todo lo anterior es cierto y ahora estás enojado con el que escribió esto.

Fuente: Argentina Autoblog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: